Si bien los laberintos se tratan de formas geométricas especiales o motivos que se encuentran abundantemente en Europa, también se dejan ver, aunque en menor medida, en la historia y en el arte de los Nativos de América
Principalmente, ese tipo de figura sido observado entre las tribus de los Navajos y de los Indios Hopi.

Distintos diseños laberínticos, principalmente los espiralados, son muy comunes en la artesanía, dibujos y rituales de los nativos americanos. Se les han atribuido una gran variedad de significados, que van desde que son símbolos representativos de la nueva vida, hasta incluso la muerte misma. Como veremos más adelante, ambas significaciones están muy entrelazadas.

Muchos estudiosos, entre ellos W.H. Matthews, atribuyen la presencia de laberintos por tierras americanas debido a la influencia que ejercieron los españoles hacia el siglo XVI y XVII en la época de la conquista, aunque otros consideran esta teoría poco plausible.

CLASES
Los especialistas en estos diseños, los han dividido en dos grandes clases:
El laberinto multicursal o de mazes: aquellos compuestos con senderos que se bifurcan, y muchos callejones que no conducen a ningún sitio. Una vez dentro de él se pueden ir tomando caminos correctos o incorrectos.

El laberinto unicursal o univiario: aquellos conformados por un solo sendero que nos llevarán inexorablemente hacia el centro o a la salida. Es decir no nos perderemos en él ya que no existe la posibilidad de elegir entre caminos alternativos.
Este último también puede dividirse en laberinto de siete anillos (estilo Cretense), o de once anillos (estilo Chartres). También existen los de cinco y los de trece anillos aunque son variantes de los dos anteriores.

La mayoría de los laberintos de los nativos de América son unicursales de siete anillos.
William H. Matthews, en su obra Mazes and Labyrinths, hace una breve mención sobre los laberintos en América y da dos ejemplos en América del norte: uno en la Meseta Verde y otro en Casa Grande (Arizona)

INTERPRETACION
Por su parte, según lo que comenta Frank Waters en “The book of the hopi” Todo el mito y el significado del surgimiento de los hopi en el mundo esta expresado por un símbolo en forma de laberinto, que los hopi conocen como representativo de la Madre Tierra. Este símbolo es comúnmente conocido como Tapu'at (la madre y el hijo) que representa el renacimiento espiritual o purificación que se produce al pasar de un mundo hacia el siguiente.
Existen dos tipo de formas en los laberintos hopi, la cuadrada y la circular. Ejemplos de estos laberintos se encuentran tallados en roca al sur de Oraibi, y al sur de Shipaulovi. Una combinación de ambos se puede apreciar tallada en un palo de madera que es colocado en frente de un altar en la kiva Kwani, en Walpi, durante la ceremonia llamada Wúwuchim.

Siguiendo a Waters, otro significado sería, que el laberinto simboliza el útero femenino, solo accesible si uno es puro y perfecto. Una semilla con esas condiciones, podrá entonces fertilizar el óvulo y producir vida nueva, que luego emergerá como un nuevo nacimiento o existencia reencarnada. Por ende, el hecho de entrar al laberinto, produce vida nueva.

A los indios hopi se le atribuyen laberintos en Casa Grande, de forma circular y Shipaulovi, de diseño poligonal (cuadrado)



Otra conexión de los nativos con los laberintos la podemos encontrar en lo que se ha denominado el Woodhenge Americano, (en clara alusión a la similitud que presenta con el Stonehenge británico) que se encuentra localizado en el emplazamiento de Cahokia, cerca de St. Louis.
Los nativos que habitaban esa zona y abandonaron su hogar sin razón conocida, habían alcanzado un asombroso avance en su civilización, mucho antes de que los conquistadores arribaran a América
El increíble emplazamiento del Woodhenge, se trataba de un amplio y preciso círculo, con aproximadamente unos 410 pies de diámetro. El círculo a su vez esta marcado o dividido con una especie de poste de madera cada 7,5 grados. A unos cinco pies hacia el este del centro del círculo, se encuentra un poste de observación.
El centro era un lugar, donde en forma simbólica, el caos era transformado en orden, y el cosmos, a través de los rayos solares, obedecía a los postes (formando sombras) que se encontraban alrededor de la circunferencia.
De manera similar vemos estos espacios sagrados en el centro del Tapu`at hopi, este último, es representativo de la kiva, el laberinto, la creación, e incluso la danza.

Esta última similitud, nos transporta de lleno en otro tipo de arte: el baile o la danza ritual. Es ampliamente reconocido que el laberinto pueda haber comenzado como una danza. Desde la típica danza cretense, hasta las practicadas en el sudeste de Asia, los significados parecen ser coincidentes: espiral hacia adentro, provee o invoca a la muerte; espiral hacia fuera, proporciona la vida.
Hubo un tiempo en que los Hopi practicaban una danza ritual de espiral en la época de la primavera que se llamaba Saqtiva o danza de la escalera, en la que uno o más hombres jóvenes vírgenes, debían colocarse en la punta de un poste, ya sea desde una gran distancia del suelo o desde la ladera de un acantilado. Debido a lo riesgoso que implicaba para la vida, dicha danza fue dejada de lado. Existe también un rito similar en algunas partes de México que recibe el nombre de “Los Voladores”.

Si comparamos estas danzas con otros bailes realizados en forma de espiral y otros rituales de la fertilidad, como los asociados a Adonis y Osiris por el antropólogo escocés James Frazer en su obra cumbre, La rama Dorada, singulares similitudes entrarán en escena.
El intérprete propone un sacrificio de fertilidad, y comenzará la danza ritual. Si el espiral que se va describiendo, es hacia adentro, no será aceptado. Si el movimiento en espiral se dirige hacia fuera, es aceptado, y simboliza la vida nueva de la primavera, que hace resonar el regreso triunfante de Osiris o el ascenso de Teseo por el hilo de Ariadna después de enfrentar al Minotauro y sobrevivir.

CRETA y CHARTRES
Volviendo a los laberintos unicursales, la forma de 7 anillos, es conocida popularmente como Laberinto Cretense, debido a que se puede ver en las monedas de Knossos, la descripción del laberinto que Dédalo construyó para el Rey Minos de Creta. La antigüedad de dichas monedas data de entre el primer y el segundo siglo antes de Cristo.

Por otro lado la versión del laberinto de 11 anillos, de estilo Chartres es llamado así, debido a que en la Catedral de Chartres, ubicada en el departamento de Eure y Loir, en Francia, se encuentra un laberinto de 11 anillos dibujado sobre el suelo. Se dice que este tipo de laberinto es una "cristianización" del laberinto cretense, ya que se encuentra principalmente en los países europeos con clara influencia de la religión cristiana.

Por todo lo explicado, vamos viendo que la interpretación que hace Matthew de que los laberintos de los nativos americanos se deben a una herencia de los conquistadores españoles, empieza a flaquear (y no solo por la antigüedad de los laberintos hopi).

Sin duda que es muy probable que los españoles hayan transmitido algo de su simbología a los nativos, pero no existe evidencia alguna de que hayan estados envueltos con el estilo de laberinto Cretense en el siglo XVII.

Pero, si los ibéricos no diseminaron dicho símbolo, ¿como es que los nativos de América llegaron a conocerlo?

Existe aquí, la idea de que las dos culturas, la Europea, y la de los nativos americanos, a través de un proceso de desarrollo convergente, y de forma independiente, llegaron al diseño del laberinto de siete anillos. Esta suerte de inexplicable coincidencia, sin embargo, no se da solo con el diseño del laberinto como veremos en la próxima entrada.

También te puede interesar



5 comentarios :

mirtha dijo...

En el laberinto, uno no se pierde, se encuentra.
En el laberinto, uno no se encuentra al Minotauro,
Se encuentra a si mismo.

Hermann Kern

gracias

La terapia de Rafaela dijo...

Hola, gracias por pasarte por mi blog, además me has dado la oportunidad de conocer el tuyo.
Muy interesante lo que cuentas en este post, y la conclusión muy apropiada en ambos continentes se puede haber llegado a las mismos laberintos por distintos caminos.
Volveré por aqui para aprender cosas de los indios, se poco para ser americana
bss

neo dijo...

muy bueno, no sabia nada de laberintos, pensaba que eran solo para diversion

Miguel Quiñones Cobos dijo...

he vivido 15 años en CHARTRES,FRANCIA lepuedo asegurar que me afecto mucho en mi deseo de busqueda, lo cual he refleado durante todos estos años sobre una recopilacion de informacion y deciframientos.y expuesto en un escrito que dispongo.a cada cual entenderlo como quiere.pero creo que muy cercano a descifrar el sentido del mundo.me complaceria compartir este escrito con los que estuviesen interesado en leerlo.el mensaje hopi quiere decir tiene libre albedrio de elejir entre dos caminos, la destruccion o el despertar del hombre rectificando urgentemente nuestros actos.hay una palabra clave pero dificil de entender por parte del ser humano. esta palabra es amor. la unica y mas grande religion que pueda existir.sin imagen,y un mismo dios para todos.AMOR presente en todos , pero dormido.espero que despertemos a tiempo porque el 2012 va a ser crucial.paz y amor a todos.

Anónimo dijo...

Espirales en todo el Mundo:
Me ha llamado la atención este comentario,pues aqui en Tarifa Cádiz (España)hace años vi una en un resguardo en el que existen pinturas rupestres, habia una espiral pequeña(unicursal)pintada en la pared de un pequeño resguardo algo retirado de el resguardo principal.Desde entonces me pregunto que es lo que dice,pues ya tenia conocimiento de las de Nazca.No es posible que se pudieran transmitir entre ellos. Logicamente tiene que ser algo que ellos veian nitidamente o que se dio a conocer con todos los terrestres.
Los llamados Dioses?
Seres tecnologicamente avanzados?Los que les instruian y ayudaban? La estela que dejaban sus naves?
Indudablemente hay una clave encerrada en esas espirales,que el tiempo y la ciencia nos lo debe de desvelar.
anralqui_53@hotmail.com