Deidades Hopi

La mayoría de las interpretaciones antropológicas de los INDIOS HOPI sobre la creación se centran alrededor del "Espíritu del Sol" que ellos llaman TAWA o TAIOWA.

TAWA es el creador y fue quien dio vida al Primer Mundo y a sus primeros habitantes. Sigue siendo parte de la tradición de las madres HOPI, el buscar la bendición del sol para sus hijos recién nacidos.

Kachinas
Sin embargo, en otras interpretaciones encontramos que TAWA, primero creó a Sotuknang, a quien llamo su sobrino. Luego TAWA, envió a Sotuknang a que creara los nueve universos, acorde a su plan. Luego Sotuknang fue quien creó a la MUJER ARAÑA, personaje central dentro de la cosmovisión Hopi. La Mujer Araña sirvió como mensajera del Creador y ha sido una intercesora entre las deidades y la gente.
Incluso, en algunas versiones del mito de la creación Hopi, fue ella quien creó toda la vida bajo la dirección de Sotuknang.

MASAUWU, el Hombre Esqueleto, es el espíritu de la Muerte y el Custodio del Fuego. Él es también el Amo del Cuarto Mundo (Mundo de Arriba), y fue quien auxilió a la gente de bien a escapar de la maldad del Tercer Mundo hacia la promesa de un Cuatro.

A MASAUWU se lo describe como a un ser que utiliza una horrenda máscara, pero, mostrando aquí nuevamente la diversidad de la mitología Hopi, se lo describe a veces como a un ser atractivo a pesar de su máscara, o como una sangrienta criatura del miedo.
También se le atribuyen algunas cualidades bondadosas. Una de las leyendas dice que fue MASAUWU quien ayudó a los Hopi a establecerse en Oraibi, y les brindó su ayuda en la tierra. También les advirtió sobre la venida del Perdido hermano blanco “PAHANA”.

Entre las deidades Hopi más importantes también se encuentran los Hermanos Gemelos de la Guerra, los Kachinas, y el Coyote.

El Maíz es también de vital importancia para los Hopi tanto para su subsistencia como para su religión. Es un verdadero símbolo de unión espiritual y física, ya que hace posible su existencia (es la base de su alimentación). Para la gente de las mesetas el maíz es tanto sustento, objeto de ceremonias, ofrendas y plegarias. Es la “MADRE”, por antonomasia, ya que la gente recoge el maíz, se alimenta con él y este se convierte en su carne, tejido y huesos.

1 comentario:

  1. lo que viene, lo que viene, lo que viene... la ayahuasca...

    ResponderEliminar

Hazte amigo!

Lo más visto