LOS HOPI Y LOS VIAJES AÉREOS - investigaciones de Joseph F. Blumrich-

Joseph F. Blumrich, fue un conocido un ingeniero de la NASA allá por el año 1970. Estudió en la Biblia, meticulosamente, pasaje por pasaje, el libro del profeta hebreo Ezequiel. Su intento era rebatir las teorías que estaban saliendo a la luz de que las citas de Ezequiel hacían referencia a una nave espacial.

Sin embargo, luego de varios meses de estudio llegó a la conclusión de que Ezequiel describía en sus pasajes ni mas ni menos que una nave del espacio con grandes capacidades, incluso superiores a las que permite fabricar la ciencia moderna, capaces de hacer vuelos tanto dentro de la atmósfera terrestre como fuera de ella.

En los 70´ Blumrich tuvo la oportunidad de visitar y entrevistar al sabio HOPI, OSO BLANCO, miembro del Clan del Coyote, que le narró la historia de su pueblo, los 7 mundos, los kachinas, los escudos volantes, e incluso tuvo acceso a varios dibujos sobre la piedra que narraban increíbles leyendas.

Lo que aquí interesa resaltar del estudio de Blumrich y a colación de lo explicado en un primer momento con su análisis del libro de Ezequiel, es que según la tradición HOPI, (contada Por Oso Blanco) desde el Primer Mundo, los humanos estuvieron en contacto con los Kachinas (de los que ya hemos hablado en varias oportunidades): seres de aspecto humano, pero decididamente avanzados no solo en lo técnico sino también en lo mental, que venían del Planeta Toonaotekha.
Para trasladarse estos seres utilizaban «Escudos Volantes» con forma de lenteja.

Estos Kachinas eran capaces de trasladarse por el aire a velocidades asombrosas —gracias al impulso de una «fuerza magnética»—, y de aterrizar en cualquier lugar.
Estos escudos volantes también sirvieron para trasladar a la gente al continente americano luego del hundimiento del Tercer Mundo (Kasskara) y comienzo del Cuarto –el que estamos viviendo hoy día-

Según Oso Blanco - White Bear – los sobrevivientes pasaron a habitar distintas extensiones de todo el continente americano, y luego algunos fueron pasando de América del Sur hasta América del Norte, entre ellos los antepasados de los HOPI, quienes recibieron este nombre al llegar a Oraibi.
Investigadores han obtenido reveladoras fotografías de petroglifos de los indios HOPI, que llamarían la atención incluso al mayor de los escépticos.

En esta piedra podemos ver extraños artefactos que algunos expertos han interpretado como objetos volantes ancestrales.



En las siguientes fotografías se puede observar lo que podría ser un antiguo aeródromo con dos torres de control. También balizas de navegación probablemente con diferentes colores.
Por último, una mujer sentada en un escudo curvado hacia arriba, y debajo de la misma, una flecha emplumada, que podría significar "velocidad".

1 comentario:

  1. las pistas de aterrizaje tambien se pueden ver en otras tribus, como el caso de las lineas de nazca

    ResponderEliminar

Hazte amigo!

Lo más visto