TERCER SIGNO: LA NOCHE DE LAS ESTRELLAS DE SANGRE

"En los días siguientes el Gran Abuelo pasó a la entrada de la Caverna , para nada le habló , ni siquiera la Tierra . El Gran Abuelo dice que fueron días de gran tristeza y soledad , días para digerir lo que había visto . Supo que estos signos no aparecerían durante su vida , pero que debían ser transmitidos a la gente del futuro con la misma fuerza y sentido de urgencia que le habían sido dados . Pero no sabía como hacerlo . Seguramente los chamanes y ancianos comprenderían , pero no así la sociedad , y menos alguien que esté alejado de la Tierra y el Espíritu.

Estuvo sentado por cuatro días , inmóvil como hecho de piedra , con su corazón pesado por la pesada carga que había contraído . Al final del cuarto día , llegó la tercera Visión . Contemplando los campos hacia la puesta del Sol , de pronto el cielo se tornó líquido y de color rojo sangre . Hasta donde sus ojos podían contemplar , el cielo era color rojo intenso , sin sombra ni nube ni variación alguna ni textura diferente . Toda la Creación parecía haberse detenido , como en espera de una orden superior . El tiempo , al lugar , el destino , parecen suspendidos en el cielo de sangre . Contempló largo tiempo el cielo , presa de la angustia y el terror , porque nada era como lo que había visto en toda su vida , ni en la salida ni en la puesta del Sol . Era un color humano , no natural , y tenía un aspecto siniestro y acechante . Parecía quemar la Tierra dondequiera que la tocara . Cuando se hizo la noche , las estrellas brillaron en rojo vivo , rojo que nunca abandonaba al cielo , y se escuchaban gritos de miedo y de dolor por todas partes. Nuevamente el Gran Espíritu Guerrero se presentó al Gran Abuelo , pero ahora como una voz en los cielos . Como un trueno , la voz estremeció los campos : “ Este es el tercer signo , la noche de las estrellas de sangre . Será conocido en todo el mundo , porque el cielo en todas partes será rojo con la sangre de los cielos , día y noche .

Es entonces , con el tercer signo , que ya no habrá esperanza . La vida sobre la Tierra , como la ha vivido el hombre , llegará a su fin , y no habrá retorno ni el lo material ni en lo espiritual . Será entonces que , si el hombre no ha cambiado en los signos anteriores que el hombre sabrá que ha llegado la destrucción de la Tierra . Porque cuando el cielo sangre fuego , no habrá refugio en el mundo del hombre “ . El Gran Abuelo tembló de terror mientras la voz hablaba : “ A partir de este momento , desde que las estrellas sangren , hasta la aparición del cuarto signo , habrá cuatro estaciones de tranquilidad . Durante estas cuatro estaciones los Hijos de la Tierra deben internarse en las profundidades de lugares remotos y encontrar una nueva residencia , cerca de la Tierra y del Creador . Sólo los Hijos de l Tierra sobrevivirán , y deberán vivir la sabiduría de la Tierra , sin nunca regresar a los pensamientos del hombre . Y la supervivencia no será suficiente , porque los Hijos de la Tierra deberán vivir cerca del Espíritu . Diles que no vacilen , cuando vean el tercer signo en las estrellas , porque sólo habrá cuatro estaciones para escapar “ .

El Gran Abuelo sostuvo esta Visión por una semana , y luego desapareció tan rápido como le llegó .

0 comentarios:

Publicar un comentario

Hazte amigo!

Lo más visto